El fraude de la homeopatía

homeopatia3Hoy salió publicado en la BBC un artículo cuyo título dice “La homeopatía es dinero tirado a la basura“. Los parlamentarios británicos dijeron que el Reino Unido debe dejar de brindar fondos públicos para la homeopatía, pues carece de base científica.

Pero veamos primero qué es la homeopatía: Es un sistema “alternativo” a la medicina, caracterizado por el uso de remedios carentes de ingredientes químicamente activos. Es decir, es agua nomás.

No hay ninguna prueba científica que demuestre su funcionamiento de la homeopatía, más allá del efecto placebo. Para los que defienden esta alternativa, no puede ser demostrada científicamente su validez porque no hay aún una metodología efectiva para su demostración (lo que fue probado falso varias veces).

La teoría de la homeopatía es que los síntomas que provocan una sustancia tóxica pueden ser curados con la misma sustancia tóxica, con una dilución menor. Nada nuevo ahi, las vacunas funcionan con ese principio.

Pero lo interesante viene en el proceso de dilución que se utiliza. De acuerdo a la homeopatía, cuanto más diluido está, mas potente se considera. Si, ya sé, suena ridículo. Tanto que al proceso de dilución lo llaman potenciación. Un medicamento homeopático que diga 30X está diluido más veces que 10X, y según ellos, es entonces más potente.

Esto contrasta con los postulados básicos de la bioquímica y la medicina, que establece que cuánto más ingredientes activos estén presentes en un medicamento, más fuertes serán los efectos fisiológicos (positivos y negativos).

El grado de dilución es tan alto, que dificilmente pueda encontrarse rastro de la sustancia original en un medicamento homeopático, siendo solamente agua. Por ello es que el único efecto que puede medirse en las pruebas es el atribuíble al efecto placebo. Una parte de la sustancia se pone en diez partes de agua, y se agita (de una forma particular, parece). De esa solución se toma una parte, y se la vuelve a diluir en diez partes de agua nuevamente. Y se mezcla. Y ese proceso se repite muchas veces, hasta lograr una solución de una parte de sustancia original en 1 x 10^20 de agua. Es decir, un 1 seguido de 20 ceros. Eso es diluir. Algunos preparados van mas allá, y se diluyen en 1 x 10^500. Por eso no tienen efectos secundarios, son solo agua!!!. Es absolutamente ridículo. En una preparación así, no quedaría una molécula sola del preparado original.

Ahora, a que equivaldria una dilución similar?. Equivaldría a poner una gota de la sustancia original, en una pileta del tamaño del Sistema Solar, revolver, y repetir ese proceso dos millones de veces. (Las cuentas están sacadas por el famoso matemático Martin Gardner, no por mi).

Ahora, si es solamente agua, de que hay que preocuparse?. A lo sumo el que lo toma irá más al baño. Con una orina extremadamente cara, ya que estos liquidos no se regalan precisamente. Pero el daño está en otro lado: en la cantidad de gente que, atraída por la falta de efectos secundarios (que pueden ser realmente malos en los medicamentos) y por la promesa de cura asegurada, abandonan el tratamiento convencional, empeorando su condición, o muriendo, en el peor de los casos.

A continuación dejo dos videos donde se puede ver un experimento realizado con el objeto de comprobar si reamente funcionaba, a través de la memoria del agua (otra pavada homeopática).

Este último video muestra a James Randi, un luchador incansable contra este tipo de idioteces, que está en inglés y con sustitulado en portugues. Espero que se entienda, porque realmente la forma de explicarlo de Randi es sumamente didáctica.

Un comentario en “El fraude de la homeopatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *