Pulseras holográficas del equilibrio

powerbalanceNo es novedad para ninguno de los lectores habituales de esta página que mi fe en la raza humana es menos que mínima. Pero al parecer me queda algún atisbo de esperanza de que alguien pueda cambiar de opinión sobre algunos temas. Y si bien ésta es una de esas entradas que en mi mundo ideal no deberían ser necesario escribir, igual voy a hacerlo.

Por si alguno no está al tanto, hay un boom internacional que está lentamente llegando a nuestras costas: se trata de las pulseras del equilibrio, que según se jactan en los sitios que las promocionan, mejora la performance deportiva, el equilibrio, la fuerza, la resistencia, la flexibilidad, la función cerebral y un largo etcétera.

Considerando aquello de “cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía“, cuando una pulsera se supone que tiene toooodos estos beneficios, se me enciende la alarma de la desconfianza. Tiendo a pensar que es, lisa y llanamente, un curro.

Pero por suerte está internet, donde podemos ver el principio de funcionamiento de semejante joya de la tecnología:

…Utiliza hologramas programados con frecuencias que reaccionan positivamente con los campos energéticos del cuerpo…

Otro campanazo de alerta: el uso en la misma frase de palabras que suenan técnicas, utilizadas sin ningún criterio y mezcladas como en una licuadora: holograma, frecuencia, campo energético.

Un holograma es una imagen tridimensional, solo eso, que se forma al apuntar un laser sobre una emulsión especial. No “genera” nada, ni tiene propiedades especiales. Es como un tipo de fotografía, difícil de tomar y facil de ver.

No los voy a aburrir (más) con la explicación de lo que es una frecuencia, energía, campo energético y otros términos comúnmente usados por los chantas sin escrúpulos porque para eso ya está la Wikipedia.

La medicina china lleva años utilizándo estos principios

… y mi “chantómetro” (realizado modificando un viejo e-metro de cienciología) explotó por los aires!. El comodín de la “sabiduría milenaria” !. Si algo es usado hace miles de años, debe funcionar, verdad? (pienso en la religión católica, las cataplasmas, el sangrado para mejorar la gota, etc)

¿Pero si un monton de atletas profesionales la usan y recomiendan, no deberían funcionar?.

Bueno, la respuesta a esto es fácil: LES PAGAN!!!. Son contratados para usar las pulseras. Algunos aparecen en publicidades, otros solo la usan, porque por su nivel de exposición, es publicidad suficiente. Y hay algunos simplementes tan idiotas como el público en general, son solo personas después de todo.

Pero me han hecho las pruebas de equilibrio y funciona!

Si, al realizar las pruebas de la forma que las sugieren, crean la sensación de mayor equilibrio. Por eso es que existe el método científico, que se encarga de probar las cosas sin margen de duda. Cuando se hacen las pruebas sin orden preestablecido, y sin que sepas si tenes puesta la pulsera original o una cinta de goma, no hay ningún beneficio apreciable. Ninguno.

Ya hay estudios de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid que dan resultados negativos, y no es la única entidad, por supuesto. La Junta de Andalucía puso una multa a una de las empresas más importantes que comercializan este pedazo de silicona de 15.000 euros. Facua, la Asociación de Consumidores de España, interpuso una demanda contra la misma fábrica. Un juez en USA los obligó a devolver el importe de la compra a más de 100.000 clientes.

Pero las pulseras están hechas de este raro material, Mylar!

Efectivamente, las pulseras son de Mylar, o en su denominación más sencilla, PET, es decir, el mismo plástico del que están hechas las botellas descartables. Al usar ese nombre tan poco escuchado, a uno le parece que están hechas de kriptonita roja. Pero es plástico nomás.

Hay un video muy interesante, donde se hace quedar como un estúpido a un vendedor de la pulsera, que no puede diferenciar quién tiene la pulsera y quién no, cuando no sabe quién la lleva. Algo muy simple, realizado por un grupo escéptico en Australia.

El costo de estos chiches no es barato: 35€ en Europa, 60 dólares en USA, algo de 100 pesos en Argentina. Claramente, un negocio formidable para un plastiquito que cuesta centavos en China.

El negocio es tan grande, que rápidamente surgieron competidores. Otras marcas, que compiten con Power Balance por el mercado de ignorantes dispuestos a gastar cien mangos en un pedazo de plástico. Y es muy cómico ver los argumentos de la gente de la empresa principal, diciendo que solo funcionan las originales, y que las copias desacreditan el producto, porque “su holograma no está activado” (¿¿¿¿¿WTF??????)

Lo que realmente me molesta, al punto de que me suba la presión (y necesite una pulserita), no es que alguien se llene de dinero con algo que no funciona. Me molesta hasta los huevos que la gente en general sea tan ignorante que compre estos productos.

Estafas sin mentiras

Hay estafadores que hay hecho millones y se han salido con la suya, sin enfrentar condenas. Hace años, alguien ofrecía en las revistas un “método infalible para matar hormigas”, que vendía por unos dólares en USA. Al hacer el pedido, le llegaba al comprador dos maderitas, una marcada A y la otra B, con un círculo en el medio. Las instrucciones decían “ponga la hormiga en el círculo de la madera A, apoye sobre ella la madera B, presione firmemente”. Un genio, el producto hacía lo que decía, era infalible y mataba hormigas!.

No se puede menos que sentir respeto por la inventiva de esta gente, a quien las demandas no les hicieron daño, ya que no faltaron a la verdad nunca.

Otro caso, igual de genial: Si me envía 10 usd, yo le digo con ocho meses de anticipación, si su hijo por nacer va a ser hombre o mujer. Sin errores. Si llego a fallar, le devuelvo su dinero 😎 . No es un invento mio, es una estafa que se ha hecho, también en el bendito país del norte, donde sinó. Aprovechando también la ignorancia pública, pero con una elegancia sublime.

Para los que tienen ganas, les dejo abajo una cantidad de enlaces a gente más preparada, con mayores argumentos, y posiblemente menos enojada que yo con la raza humana, que tiene cosas similares para decir.

 

El timo de las Power Balance

Video probando la inutilidad

Power Balance: desmontando el timo de la pulsera

Las pulseras Power Balance, otro caso de charlatanería pseudocientífica

Las pulseras Power Balance: ¿me lo tengo que creer?

Pulseras del equilibrio: lo que no tienes que regalar en reyes

El negocio de las pulseras Power Balance

Un estudio concluye que las pulseras Power Balance no mejoran el equilibrio

Denuncia contra las “pulseras del equilibrio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *